tree tops

Los de ayer

José María Iribarren Ignacio Baleztena Azcárate Florencio Idoate Iragui
Francisco Salinas Quijada José María Pérez Salazar Faustino Corella Estella
Pedro Lozano de Sotés Nicolás Ardanaz Piqué Manuel Iribarren Paternain
José María Iraburu Mathieu Pedro García Merino José Aguerre Santesteban
José Cabezudo Astrain José Berruezo Ramírez José María Muruzábal del Val
Fermín Mugueta Sarasa Vicente Galbete Guerendiain José Joaquín Arazuri
Antonio José Ruiz Baltasar Soteras Elía Francisco López-Sanz Latasa
Baldomero Barón Rada Joaquín Fernández Roa Mario Echeverría López Zubiría
Jesús Omeñaca Sanz Mariano Carlón Maqueda Agustín Fernández Virto
Gabriel Biurrun Garmendia Víctor Arribas Burgos  
   
José María Iribarren (Tudela, 1906 - 1971), abogado, periodista, lexicógrafo y escritor. Licenciado en Derecho, ejerció como abogado en Madrid entre 1927-31, mientras estudiaba Filosofía y Letras. Compartió despacho en Tudela con su hermano hasta la sublevación militar de 1936, cuando el general Mola, artífice del alzamiento en Navarra, lo requirió como secretario particular. Posteriormente fue alférez del Cuerpo Jurídico Militar de los sublevados. Al final de la guerra volvió a la abogacía civil. Fue presidente de la sección de Folklore de la Institución Príncipe de Viana, vocal del CSIC, académico correspondiente de la Real Academia de la Lengua española y miembro de la Real Academia de la lengua vasca, Institución Fernando el Católico de Zaragoza. Además uno de los más destacas hombre de PREGÓN. Destacó por sus trabajos paremiológicos, en especial por "El porqué de los dichos. Sentido, origen y anécdota de los dichos, modismos y frases proverbiales de España con otras muchas curiosidades" (1955), amén de otros numerosísimos títulos.
 

Ignacio Baleztena Azcárate (Pamplona, 1887 – 1972) abogado, escritor y político. Estudió la carrera de Derecho en Deusto y Salamanca. A los 25 años, en 1912, ya era el presidente de las Juventudes Jaimistas de Navarra y en 1918 fue elegido concejal en Pamplona por la Comunión Tradicionalista. El escaño municipal le obligó a regresar de Francia, donde había iniciado una incipiente carrera diplomática. En 1921 fue nombrado diputado foral y ocupó el cargo hasta 1928. Durante la República fue jefe carlista de la Merindad de Pamplona, en 1932 la "casa Baleztena" fue incendiada por descontrolados por lo que la familia pasó a residir a Leiza y San Sebastián hasta 1935. Sin embargo Ignacio no se fue y se quedó organizando el requeté. Entonces su hermano Joaquín Baleztena era jefe de la Junta regional carlista de Navarra. En el periodo 1936-1939 fue oficial del Archivo General de Navarra. Acabada la contienda abandonó por completo la política para dedicarse a la investigación y a escribir colaboraciones periodísticas. Fue secretario del Comité Provincial de Turismo en enero de 1948. Director del Museo de Navarra (octubre de 1949) y miembro de la Junta Permanente de la Sociedad de Estudios Vascos. Colaborador de Pensamiento Navarro y Diario de Navarra utilizando los pseudónimos de "Premin de Iruña" y "Tiburcio de Orkabio". Hombre fundamental en la peña PREGÓN.
 

Florencio Idoate Iragui (Oricain, 1912 – Pamplona, 2001). Estudió Magisterio y se licenció en Filosofía y Letras en la Universidad de Zaragoza. A partir de 1947 pasa a desempeñar su profesión en el Archivo General de Navarra del que será su director hasta la jubilación en 1982. La obra escrita del archivero Idoate es ingente abarcando diversos temas y épocas, menudeando en recogida de materiales sumamente valiosos, no sólo desde el estricto punto de vista histórico sino también desde el antropológico e idiomático. Ejerció muchos años la docencia n el Colegio Escolapios de Pamplona. Fue Académico correspondiente de la Real Academia de la Historia y ha participado en diversos congresos de su especialidad. Algunos de sus copiosos títulos son: Rincones de la historia de Navarra, numerosos tomos del catálogo del AGN, la Comunidad del Valle del Roncal (que fue su tardía tesis doctoral), etc. Hombre esencial en el devenir de la Peña PREGÓN.
 

Francisco Salinas Quijada (Tudela, 1915 2006), Doctor en Derecho. Fue un destacado jurista, defensor y estudioso del Fuero Navarro. Fue académico correspondiente por Navarra de las Reales Academias de Jurisprudencia y Legislación y de Historia, además de miembro de número de la Academia de Cultura Vasca. Ejerció como abogado, asesor de la Diputación Foral de Navarra, vocal del Tribunal Administrativo de Navarra y como profesor universitario. Entre sus principales publicaciones se hallan "Derecho Civil de Navarra", "Elementos de Derecho Civil de Navarra", "La abogacía foral", "Estudio comparativo del derecho ayalés y navarro", "Estudios de historia del derecho foral de Navarra", "Juan Huarte de San Juan", "Navarros universales: Sancho el Fuerte, Bartolomé de Carranza, Martín de Azpilicueta y Francisco de Javier, Jerónimo de Arbolancha". A lo largo de su vida recibió diversos reconocimientos, entre los que destaca la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort y la Cruz de Carlos III El Noble de Navarra. En 1973, fue nombrado hijo predilecto de su ciudad natal, en donde una calle lleva su nombre. En 1993 recibió el galardón Manuel Lekuona. Durante muchos años, en la primera y segunda época, miembro de la peña PREGÓN.
 

José María Pérez Salazar (Pamplona, 1912 - ), periodista, escritor y poeta navarro. Miembro y activo colaborador de la peña PREGÓN, dejó en las páginas de la revista Pregón mucho de su producción poética. Tiró el primer chupinazo de San Fermín junto a su amigo Jokintxo Ilundain. Estudió magisterio en Pamplona y Filosofía y Letras en Madrid. Ejerció el periodismo desde 1936 hasta 1982. Fue director de la Voz de Navarra, además de asiduo colaborador durante largos años en toda la prensa regional de Navarra.
 

Faustino Corella Estella (Tarazona, 1906 – Pamplona, 1991). Estudio en el seminario de su ciudad natal. En 1929 llegó a Pamplona donde se hizo profesor mercantil, desarrollando su labor profesional en le Caja de Ahorros Municipal de Pamplona. Sus primeras producciones literarias empezaron a aparecer en los semanarios y prensas locales por el año 1931. Sus colaboraciones fueron asiduas en "El Pensamiento navarro", pero fue en la revista trimestral "Pregón", de la que fue subdirector y director, donde desarrollo su ingente labor de colaboración y promoción literaria. Escribió en prosa obras como: Navarra por Santa María: Osio de Córdoba, estudio histórico-teológico. Breve crónica de la Coronación Canónica de Santa María la Real de Pamplona, celebrada en los días del Congreso Eucarístico Diocesano de 1946 (1946); y Navarra por la Inmaculada: Florilegio poético a la Purísima Concepción (1954. Continúa con Sin conchas ni bordón (1966). Andanzas de Becquer en Navarra (1960) y Becquer y Navarra (1970, 1978 y 1991); Su última obra en prosa es Cuatro leyendas (1974). En verso se editan además sus primicias poéticas Hojas sueltas (1928); Albor: poemas de juventud (1942); Villancicos de Faustino Corella (1961); Huella de brumas (1978); Arquería de luz (1981); y Recuerdos y Rimas (1985). Hombre esencial, el auténtico alma mater, de la Peña PREGÓN.
 

Pedro Lozano de Sotés (Pamplona, 1907 – 1985). Pintor y escenógrafo, dibujante cartelista, ilustrador y figurinista, profesor de dibujo. Estudió el bachillerato con los Escolapios y a continuación Comercio. Ingresó en la Escuela de Arte y Oficios de Pamplona y posteriormente en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando (Madrid). En dicha Escuela conoció a la que fue su mujer Francis Bartolozzi, hija del ilustrador Salvador Bartolozzi, con quien tuvo varios hijos. Regresó a Pamplona en 1940, fijando aquí su residencia definitiva. Sus principales actividades fueron las de escenógrafo y figurinista, preparó telones para el espectáculo religioso Hagioscenia, estampas de la Pasión de Antonio Ona Echave y para Duguna, espectáculo sobre el folklore navarro, incluso para el grupo de teatro “El Lebrel Blanco”. Colaboró como ilustrador de la prensa local (“Diario de Navarra”, “Pregón”) y del Movimiento (“Arriba España”). Destacan sus trabajos del salón de actos de la Casa Sindical de Pamplona y de los Hogares del productor de Corella, Cortes, Caparroso y Cadreita. La actividad muralista de los años 50 y 60 resultó intensa tanto en ermitas (Virgen de las Nieves en Irati, San Guillermo de Arnotegui en Obanos), como en iglesias (San Pedro de Elcoaz), escuelas (Escuelas de Peritos Agrícolas de Villava), guarderías infantiles, complejos fabriles, hoteles, bares, comercios y domicilios particulares. Destacó incluso como vital y dinámico cartelista, habiendo alcanzado, siempre con la soterrada colaboración de su mujer, los premios de los carteles anunciadores de San Fermín de 1941, 1942, 1946, 1950, 1954, 1961 y 1974, y realizado otros muchos sobre temas diversos.
 

Nicolás Ardanaz Piqué (Pamplona, 1910 – 1982). fue un fotógrafo no profesional interesado primero por la pintura, que aprendió bajo la dirección de Javier Ciga Echandi, lo que dejaría una huella en su futura obra fotográfica. En el estudio de este pintor aprendió a seleccionar el espacio a representar, a componer sus elementos dentro de él y a establecer la gradación de los planos en función de la luz existente, aunque después decidiese postergar los pinceles para –como si dijéramos- “pintar” con la cámara fotográfica tan pronto como sintió crecer su afición por el nuevo medio de representación. Ardanaz convirtió en suyos los géneros y temas de su maestro, como fueron el paisaje, el bodegón, el costumbrismo rural y urbano, y el retrato. Su actividad como fotógrafo abarca las décadas 1930-1970, centrándose en Navarra, en sus paisajes, pueblos, montes, ríos y arboledas, en sus costumbres y modos de vida, además de en sus fiestas (muy particularmente las de San Fermín), sin olvidarse de recoger el tipo popular ni el tema de los niños. Se interesó también por la composición de objetos y por el cartel, siendo autor de los que anunciaron las fiestas patronales de Pamplona de 1965 y 1966. Incluso ejerció de reportero en los inicios de guerra civil de 1936 a 1939. Fundador de la Agrupación Fotográfica y Cinematográfica de Navarra en junio de 1955, Trabajó como colaborador de diversos medios (Sombras, Pregón, Vida Vasca, Cultura navarra y prensa periódica pamplonesa de su época). Profesionalmente trabajó en la droguería familiar de la calle mayor.
 

Manuel Iribarren Paternain (Pamplona, 1902 – 1973). Escritor autodidacta, se halló en posesión del carnet de periodista. Fue director de la revista Príncipe de Viana. Colaboró en la Revista Negra de Falange. A pesar de haber escrito en diversos géneros literarios, donde ciertamente destaca Iribarren es en su producción novelística. Publicó su primera novela, Retorno en 1932. A partir de entonces ha publicado las siguientes novelas: La Ciudad, 1939; San hombre, 1943; Pugna de almas, 1945; Encrucijadas, 1952; El tributo de los días, 1968; Las paredes ven, Valencia (una de sus mejores novelas). Como ensayista y biógrafo, es autor de: Una perspectiva histórica de la guerra en España (1936-1939), 1941; El Príncipe de Viana, 1948; Los grandes hombres ante la muerte, 1951; Navarra. Ensayo de biografía, 1956; Pequeños hombres ante la vida, 1966; El paisaje en Navarra, Temas de Cultura Popular, 1968; Escritores navarros de ayer y de hoy, 1970; Mosén Pierres de Peralta, en Navarra. Temas de Cultura Popular, 1971; En la órbita francesa, en Navarra, Temas de Cultura Popular, 1973. Entre su producción teatral figuran: El capitán de sí mismo (Iñigo de Loyola). Retablo escénico, 1951; La otra Eva, 1952; Misterio de San Guillén y Santa Felicia, 1964. Como poeta, destacan los cinco sonetos dedicados "a mi madre", que consiguieron el primer galardón en los Juegos Florales de Cataluña del año 1945. Hombre de PREGÓN de primera época.
 

José María Iraburu Mathieu (Pamplona, 1899 – 1983). Conocido por el apodo de José Mª de Luzaide, en alusión a Valcarlos de donde era su madre. Abogado, escritor y hombre fundamental en la Peña PREGÓN de primera época. Colaboró con numerosas aportaciones a la Revista Pregón. Además de ello son conocidos varios de sus libros, de los que destacamos Boiras (1922) y Se vende perro de caza y otros cuentos (1976), con ilustraciones de Francis Bartolozzi. Es una recopilación de diecinueve relatos ya publicados, principalmente en la revista Pregón, donde participó con cerca de treinta artículos. Conoció la cultura clásica, con una gran vena humorística, practicando el cuento de fondo costumbrista o folclórico. Participó igualmente en la revista Vida Vasca entre 1928-53 con cinco poemas y cuentos. Socio de Eusko Ikaskuntza, se adentró de forma tímida en el mundo de la investigación, participando en la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Navarra.
 

Pedro García Merino (Mélida, 1908 – Pamplona, 1977). Licenciado en Derecho de la Universidad de Zaragoza. Ha publicado en periódicos y revistas numerosos trabajos de carácter histórico y literario, tales como Obras y servicios del viejo Pamplona, Temas de Cultura Popular, n.° 62. Colaborador habitual de Vida Vasca y de la revista festiva Estella. Hombre de la Peña PREGÓN de primera época, habitual en las tertulias y en las páginas de la propia Revista Pregón, donde colaboró con 21 artículos sobre historias locales, artículos de autores navarros, excursiones, etc. Compuso otras obras, como un Retablillo navideño en tres cuadros, subtitulado Nochebuena en la Ribera. Incluye en el mismo diversas voces riberas y está lleno de gracia y salero.
 

José Aguerre Santesteban (Pamplona, 1889 – 1962). Tras su salida del seminario fue hombre afiliado al nacionalismo vasco. Director de la Voz de Navarra de 1932 a 1936. En 1934 fue presidente del Napar Buru Batzar. Dirigió Amayur entre 1931 y 1936. Miembro de la Peña PREGÓN, colaboró habitualmente con la revista con 23 artículos, de tema y exaltación vasca, además de 19 composiciones en verso. Firmaba sus artículos con el sobrenombre de "Gurbindo". Por su dominio del euskera fue nombrado uno de los primeros miembros de la Real Academia de la Lengua Vasca (1919). Joxemiel Bidador biografió a Aguerre y en el año 2000, con la colaboración del Ayuntamiento de Pamplona, recopiló sus poesías de posguerra en el libro "José Agerre Santesteban. Gerra ondoko olerki-lanak (1949–1962)".
 

José Cabezudo Astrain (Tafalla, 1901 - Zaragoza, 1979). Licenciado en Filosofía y Letras y en Derecho, registrador de la propiedad y cronista oficial de la ciudad de Tafalla. Poeta fácil, suyas son las letras de muchas jotas navarras, y fecundo prosista. Colaboró en la prensa de Zaragoza y Pamplona, destacando su labor en la revista PREGÓN, a cuya perteneció desde primera época. Editó Crónica tafallesa, Revista Literaria y de actualidad local. Casi toda su vida profesional se ha desarrollado en Aragón y en los archivos aragoneses ha investigado con éxito, en reconocimiento de lo cual, le fue concedido el premio San Jorge por la Diputación de Zaragoza. Perteneció como correspondiente a la institución Fernando el Católico y a la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis. Trabajó asiduamente en los archivos históricos de Aragón y Navarra y el fruto de sus investigaciones quedó en las revistas Sefarad y Príncipe de Viana. Publicó Sos del Rey Católico: conjunto histórico-artístico (Zaragoza, 1968) y Tafalla, Temas de cultura popular nº 115 (Pamplona, 1971).
 

José Berruezo Ramírez (Tafalla, 1912 – Pamplona, 1989). En el año 1930 se trasladó con su familia a San Sebastián, realizando su carrera de Filosofía y Letras, sección Historia, en la Universidad de Zaragoza. Fue periodista del Pueblo Vasco y del Diario Vasco, siendo director del último citado entre 1940 y 1950; colaborador del Boletín de las entidades "Círculo Cultural de San Sebastián", "Ateneo Guipuzcoano", "Sociedad Vascongada de Amigos del País", Vida Vasca y "Oñate"; ejerció docencia como catedrático numerario de Enseñanza Media en las asignaturas de Literatura, Geografía e Historia en el instituto Peñaflorida de San Sebastián; director de la revista "Porvenir" y cofundador del semanario editado en Tafalla la "La voz de la Merindad"; archivero jefe de la Diputación de Guipúzcoa; creador de los Cursos Universitarios Internacionales de San Sebastián: catedrático de Técnica de Periodismo de la Universidad de Navarra; miembro correspondiente de la Academia de la Historia; presidente de la Asociación de la Prensa, siendo elegido en 1976 Periodista de Honor. Amigo de Federico García Lorca, cuando este escritor aún no era mencionado en los libros de texto de historia de la literatura española tras la guerra civil. Escribió varias obras en prosa y fue destacado miembro de PREGÓN, colaborando asiduamente en la revista.
 

José María Muruzábal del Val (Pamplona, 1931 – 2013). Estudió en los Escolapios de Pamplona para entrar a trabajar, con apenas 14 años, en la Caja de Ahorros Municipal de Pamplona. Allí trabajó especialmente en la obra social de la institución. Se dedicó preferentemente a las salas de exposiciones, que dirigió durante 30 años. Fue hombre estudioso y coleccionista del arte navarro, siempre junto a su hijo. Por petición de su compañero profesional Faustino Corella, entró en la Peña Pregón donde se dedicó a la intendencia, recoger trabajos, imprenta, distribución. Fue administrador de la revista, encargado del archivo y elaboró el Rincón de amenidades. En la segunda época colaboró intensamente en la Peña, escribiendo numerosos artículos de arte y artistas navarros en la Revista pregón Siglo XXI, siempre con su hijo José María Muruzábal del Solar.
 

  Fermín Mugueta Sarasa (Arre, 1906 – Huarte, 1985). Articulista y poeta. Comenzó muy joven sus colaboraciones en la prensa local y fue un artículo en “Diario de Navarra”, Hacia casa, el que le mereció el premio “Luca de Tena” (1932). Ha sido el único navarro poseedor de este galardón. Publicó también la biografía del carmelita P. Carmelo de Jesús Crucificado (1960) y mantuvo sus colaboraciones prosísticas y poéticas hasta los últimos años. “La Verdad” dio a la luz muchas de estas últimas producciones. Se distinguió por su prosa sencilla y sensible y la frecuencia con que trataba temas cotidianos y hogareños; siempre mantuvo una línea de pensamiento religioso. Hombre también miembro de la Peña PREGÓN, colaboró intensamente en la revista.
 

Vicente Galbete Guerendiain (1918 – Pamplona, 1995). Historiador navarro, autor, entre otros títulos de, Vida y andanzas del coronel don Cristóbal de Villalba, Bosquejo histórico urbanístico de la ciudad de Pamplona, 1950, El primer alarde de Fuenterrabía (1639), 1953. Fue autor de un buen y vivaz estilo literario, muy personal. Trabajó muchos años como catedrático numerario de geografía, historia y arte del Instituto femenino de Pamplona y fue también archivero del Ayuntamiento de Pamplona. Académico numerario de la Real Academia de la Historia. En 1973 fue nombrado director de la Institución "Príncipe de Viana" por la Diputación Foral de Navarra. Colaboro con sus artículos en la Revista Príncipe de Viana y en los Cuadernos de Etnografía y Etnología de Navarra. Hombre importante en el desarrollo de la peña Pregón, colaboró con números artículos en dicha revista.

 

José Joaquín Arazuri (Pamplona, 1918 – 2000). Estudió la carrera de medicina en la Universidad de Zaragoza, finalizando en 1944. Ejerció de médico puericultor toda su vida. Fue historiador de temas pamploneses, logrando un archivo de 7.000 fotografías antiguas. Su primer ensayo con el título "Archivo iluminado. La cuesta de la Estación" fue publicado en marzo de 1961, en la revista Pregón. Artículos diversos en la revista PREGÓN. Otras de sus publicaciones son: Pamplona antaño, 1965. Pamplona estrena siglo, en 1971. El Municipio pamplonés en tiempos de Felipe II, en 1973. Pamplona belle époque, en 1974. Pamplona. Calles y barrios, tres tomos editados entre 1979 y 1980. Historia de los Sanfermines, 1983-1993. Historias, fotos y "joyas" de Pamplona en 1995. Recibió el "Gallico de oro" en 1988, por parte de la Sociedad Napardi. El Ayuntamiento de Pamplona en 1992 le da la Medalla de Oro de la ciudad.En Pamplona desde junio de 2001 existe un paseo con su nombre. En julio de 2003 se inauguró un monumento en su honor en el paseo que lleva su nombre, obra del escultor Rafael Huerta.
 

Antonio José Ruiz (Pamplona, 1926 - 2003). En 1962 se doctoró en Ciencias Sociales en la Universidad de Zaragoza. Fundó en Pamplona, junto a José Oriol Piquer, la Asesoría Ruiz Piquer. Cineasta especialista en documentales, sobre todo sobre la ciudad de Pamplona, sus fiestas y sus rincones y muchos detalles de la vida cotidiana; se detiene en los sanfermines, las procesiones o el río Arga. Las películas de Ruiz permiten conocer la evolución de la ciudad y la sociedad en un arco importante de tiempo, pues las más antiguas proceden de los años 30. Su legado fue donado por la familia al Gobierno de Navarra, y está depositado en la Filmoteca de Navarra. Junto al valor concreto que tiene para conocer la historia de la ciudad (similar al que pueda tener el médico escrito José Joaquín Arazuri en lo literario, también permite apreciar la evolución de la sociedad española desde la República hasta comienzos del siglo XXI. En 2001 se le concedió el Gallico de Oro que la Sociedad Napardi. Colaborador habitual de la revista navarra PREGÓN, donde publica en 2001 una serie de artículos titulada Agua Clara.

 

Baltasar Soteras Elía (Pamplona, 1915 - 2004). Médico y humanista. Él fue uno de los precursores de la Agrupación Fotográfica de Navarra (creada en 1955) de la que sería presidente en 1958. Como médico estaba especializado en el aparato digestivo y hasta sus últimos días estuvo ejerciendo una actividad a la que dedicó buena parte de su vida. Miembro de la peña PREGÓN de la primera época, trabajó lo indecible para refundar la sociedad en la segunda época con el nombre de Pregón Siglo XXI. Impulsó su revista sin descanso, siendo presidente de la peña en esta época. Sus colaboraciones con la revista fueron numerosísimas, algunas con el pseudónimo de Balsot. Se dedicó por afición a la escultura dejando alguna obra como el busto de Ramón y Cajal en el Colegio Oficial de Médicos de Pamplona.
 

Francisco López-Sanz Latasa (Pamplona, 1896 – 1977). Periodista, escritor y tradicionalista. Cursó estudios en el colegio Maristas de Pamplona y en la Escuela de Artes y Oficios. Colaboró en distintos órganos de prensa carlista e ingresó en la redacción de “El Pensamiento Navarro” en 1917, cuya dirección alcanzó en 1933. Dirigió también la “Hoja del Lunes” hasta su jubilación (1964). Consejero Nacional y procurador en Cortes, Presidente de la Juventud Carlista, concejal del Ayuntamiento de Pamplona y presidente de la Asociación de la Prensa. Su vida periodística está unida a la evolución del citado diario carlista. Mantuvo dos secciones de amplio eco, Relente y Glosas. Utilizó los seudónimos de Sab y Lopezarra. Como escritor, cultivó principalmente los temas históricos en obras como Carlos III el Noble y El Príncipe de Viana, Las dos Princesas de Viana. Su parecido y desemejanza. Bajo el sol africano. Recuerdos de Marruecos (1926); Relente (1942); Navarra en el Movimiento Nacional (Testimonios ajenos) (1935); Relente II tomo (1947); Navarra en la Cruzada. (Episodios, gestos, lenguaje epistolar y anecdotario) (1951); De la historia carlista (1951); ¿Un millón de muertos? ¡Pero con héroes y mártires! (1963). También fue autor de la novela ¡Llevaban su Sangre!, publicada en 1966. Su último libro, editado en 1969, volvió a tener temática histórica y carlista: Carlos VII. El rey de los caballeros y el caballero de los reyes. Colaboró durante muchos años en la peña PREGÓN y su revista.
 

Baldomero Barón Rada (Pamplona, 1890 – 1985). Periodista y escritor que firmó con el anagrama Romedobal. De niño repartió “El Eco de Navarra”, en cuya imprenta comenzó a trabajar; de ella pasó a la de García, en la calle Estafeta, donde fue tipógrafo. En 1917 publicó sus primeros Ripios al vuelo en “Diario de Navarra”, periódico en el que más tarde (1952) fue redactor dedicado a tareas de cronista social, crítico teatral y musical y en el que hasta una década después de su jubilación (junio de 1974) siguió preparando secciones diarias, como Medio siglo atrás. En el Orfeón Pamplonés fue barítono, conserje, secretario y secretario honorario y a la entidad dedicó dos trabajos históricos, con ocasión de los 50 y 75 años del coro, que a su vez le dedicó un homenaje (1980). Fue también socio de honor de la orquesta “Santa Cecilia” y escribió numerosos reportajes sobre otras entidades musicales pamplonesas. Editó dos obras de teatro, Viejo y soltero y Con permiso, pero su obra literaria más conocida fueron los poemarios: Desahogos poéticos (1925); Romancero navarro, su título más difundido, premio Biblioteca Olave (Pamplona, tres entregas, 1935, 1937, 1938); Hogar navarro (Pamplona, 1938; entremés versificado). Colaboró en PREGÓN con números temas.
 

Joaquín Fernández Roa (Pamplona, 1890 – 1981). Debuta sobre los escenarios al final de los años diez especializado en el género cómico, desfila por las compañías de Rosario Pino y Ernesto Vilches y por la del Teatro de la Comedia de Madrid. Si bien había debutado ante las cámaras en 1934 de la mano de Florián Rey, con El novio de mamá, será a partir de 1943 cuando definitivamente cambie el teatro por el cine, emprendiendo una carrera como actor de reparto que termina situándolo como uno de los más destacados. Ha trabajado en algunos de los títulos más importantes de la historia del cine en España y bajo las órdenes, entre otros, de José Luis Sáenz de Heredia, Rafael Gil, Edgar Neville, Juan de Orduña, Luis García Berlanga, Fernando Fernán Gómez, Luis Buñuel, Juan Antonio Bardem, Luis Lucia o Ana Mariscal. Volvió a Pamplona a pasar sus últimos días, falleciendo en la Casa de Misericordia. Aunque es conocido sobre todo por su trabajo como actor, Joaquín Roa tuvo actividad como autor teatral, y como colaborador en diversas revistas como PREGÓN y “Fiesta taurina”. Estrenó diversas obras teatrales como Presentimiento, estrenada en el Teatro de la Comedia en 1920; La hermanastra o Quinito y su suegro, escrita en colaboración con Adela Carbone y estrenada en el Teatro Rey Alfonso de Madrid en 1923.
 

Mario Echeverría López de Zubiría (Villanueva de Araquil, 1917 – Pamplona, 1986). Periodista de “Arriba España” (1937-1955), de la “Hoja del Lunes” (1940-1964), de “Diario de Navarra” (1955-80) y de “Norte Exprés” (1972-1977). Popularizó el seudónimo de “El Conde Calixto”, con el que firmaba las crónicas dominicales humorísticas. Mantuvo gran contacto con la peña PREGÓN y colaboró en la propia revista.
 

Jesús Omeñaca Sanz (Corella – Pamplona, 2006), Sacerdote culto, interesado por la cultura, completó su formación en la Universidad Gregoriana de Roma donde pudo admirar los grandes modelos artísticos de la Ciudad Eterna que le servirían de referencias precisas para valorar el arte local. A su regreso, después de atender distintas parroquias, se volcó en su formación artística con trabajos de investigación sobre el arte medieval navarro, para después ocuparse, por mandato de sus superiores, del patrimonio artístico como Delegado de arte de la Diócesis. Ostentó los cargos de delegado de Arte Sacro y director del Museo Diocesano de la Catedral de Pamplona. Fue canónigo del Cabildo de la Catedral de Pamplona y Académico Correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Amante del arte y de las antigüedades de Navarra, protegió y fomentó el arte religioso de esta tierra. Colaboró intensamente con la revista y la Peña PREGÓN.
 

Mariano Carlón Maqueda (1910 - Pamplona, 2009). Licenciado en Medicina por la Universidad de Valladolid y especializado en Pulmón y Corazón en la de Madrid, trató durante medio siglo enfermos tuberculosos y fue presidente del Colegio de Médicos de Navarra. Director del Sanatorio antituberculoso de Navarra, se le recuerda por su entrega total a sus enfermos. Fue además un profundo humanista, entregado a la cultura de Navarra; entre otras variadas actuaciones presidió el Orfeón pamplonés en los años sesenta y fue primer presidente del Ateneo de Navarra entre 1985 y 1991. Colaboró con la peña PREGÓN y su revista, recordándose sus grandes artículos sobre El dolor en el arte.


Agustín Fernández Virto (Corella, 1914 – 2006). Escribió múltiples composiciones en verso y prosa publicadas parcialmente en periódicos y revistas. Algunos de sus libros más destacados son: Historia del Corella de Filipinas o Museo de la Encarnación en Corella, Fue director del propio Museo de la Encarnación de arte sacro, en la Fundación José Luis Arrese de Corella. Colaboró estrechamente en la Peña PREGÓN durante muchos años y escribió numerosos artículos en la propia revista.



 

Gabriel Biurrun Garmendia (Uruguay, 1889 - Pamplona, 1969). Realizó la carrera de Derecho en la Universidad de Salamanca y ejerció la profesión de abogado en Pamplona durante los años 20 y 30. Fue representante diplomático de Uruguay en Navarra y secretario del Tribunal Tutelar de Menores. Biurrun colaboró en diferentes periódicos y revistas de Navarra y el País Vasco. Autor de pequeñas piezas teatrales y cuentos, desarrolló también una cierta actividad como conferenciante. Gabriel de Biurrun popularizó el seudónimo de ?Gabirel? en unas crónicas hogareñas dialogadas que aparecieron en el diario La Voz de Navarra y que más tarde publicó en libro con el título inicial Del amable discreto. Escribió varios libros. En los años 60, y entre los números 60 y 99 de la revista PREGÓN, Gabriel de Biurrun volvió a publicar unas crónicas dialogadas entre sus personajes Donato, Liborio y Ángela, aldeanos de la cuenca de Pamplona ingenuamente maliciosos a los que el autor hace vivir las más diversas circunstancias de la sociedad de la época. Estos diálogos le sirven a Biurrun para criticar esa sociedad con amable ironía.


Víctor Arribas Burgos (Tudela, 1919 – 1987). Estudió en el Instituto de Tudela. Allí tuvo como profesores a los también tudelanos, Francisco Fuentes y José Ramón Castro y allí, durante los años de la Segunda República, debió iniciar sus primeros escarceos literarios, alguno de los cuales dejó huella en la prensa de la época. Más tarde marchó a Pamplona donde ejerció algunos años de periodista hasta que la nostalgia de la Ribera le volvió a Tudela y se estableció en la radio. Pero no fue sólo locutor, pues trabajó activamente en medios periodísticos escritos. En Arriba España, de Pamplona, tenía sección propia, donde aparecían aquellos populares “Kaskotazos en la Kresta”. También colaboró en los semanarios La Voz de la Ribera y La Ribera Tudelana. Incluso, sus artículos encontraron acomodo en revistas literarias, como PREGÓN, donde escribó con profusión o Río Arga. Autor de obras teatrales, junto a jotas y pasacalles, aireadas a los vientos por grupos como Alma Navarra o Navarra Canta. De su pluma, -y de su alma- salieron Retablo Poético Jotero, Estampa tudelana o la magnífica composición Homenaje a Raimundo Lanas. Varios libros coleccionan, mínimamente, su amplísima producción poética.



PREGÓN SIGLO XXI

pregon@pregonnavarra.com
diseño web: Miguel Jav. Guellbenzu